Los "fastskins" de la discordia


Campeonato de España Invierno de Natación Máster en Pontevedra, febrero de 2015. El primer día de campeonato, escucho una conversación entre algunos nadadores que llama mi atención. Era algo así:
- ¡Eh tío! ¿Has visto los fastskins del puesto de bañadores? ¡Están TAN SÓLO a 240€! En la web los venden a 280€. ¡Menudo ofertón! - ¡No me digas! ¿En serio? ¡Vamos para allá!
Yo me quedo flipando en colores y, lo primero que pienso es: "menudos pijos ricos que se van a gastar un pastizal en un simple bañador...". La verdad es que al principio me hizo gracia y lo consideré simplemente como una anécdota puntual para contar por ahí en alguna comida. Con lo que no contaba para nada era con el hecho de que, con el paso de los días, iba viendo como más y más nadadores y nadadoras se tiraban al agua en cada serie con ese bañador bicolor en negro y rosa. Entonces le comenté a un compañero:
- ¡Madre mía! Los del puestecillo han tenido que vender por lo menos 50 bañadores en 2 días. Me parece increíble cómo la gente puede gastarse tanto dinero en un simple bañador... ¿Y todo para qué? ¿Para bajar unas décimas en su prueba? ¿No se dan cuenta de que el bañador no tapa el enorme barrigón que tiene la mayoría y que cae sobre el fastskin? Deberíamos nadar todos con el bañador de siempre; con el slip de 20€ como el que llevo yo ahora; así competiríamos todos en igualdad de condiciones, ¡coño! - Bueno, Marco, no sé qué es lo que te molesta tanto. Deja que la gente haga lo que quiera con su dinero. - ...
Pues sí. Mi primera idea fue hacer algún tipo de comentario en alguna red social; para criticar, básicamente; para desahogarme; para expresar mi repulsa; para buscar algún tipo de comprensión por parte de los que pensaran como yo y/o sintieran mi pesar. Luego pensé: "¡A la mierda! ¡Lo que tengo que hacer es montar yo un puesto de bañadores como ese y forrarme, cojones!". Y tú, ¿qué opinas?

Comentarios