¿Calentamos o nos enfriamos?


Ayer mismo tuve una competición en la piscina de La Quinta, en Santa Úrsula (Tenerife). Forma parte de un circuito de competiciones populares que organiza el Cabildo (los "Juegos Master"). De lo que se trata en este tipo de encuentros es de fomentar la partcipación, el deporte, el compañerismo, etc. Y no tanto el "competir a muerte". Sin embargo, cuando vas a nadar, si te quieres tirar fuerte para hacer una buena marca... Es preciso calentar. Ayer reflexioné un poco sobre este tema; es algo que me ronda la cabeza desde hace tiempo. A lo largo de muchas competiciones a las que he ido, he observado el cómo calienta la gente.
Normalmente, te dejan una hora antes del comienzo de la prueba para calentar. La mayoría de las veces se calienta en la misma piscina en la que posteriormente se va a competir (salvo en unas pocas instalaciones donde sí que hay otra piscina aparte). Al disponer de esa hora destinada para el calentamiento, la gente la trata de aprovechar nadando. Parece algo evidente, pero para mí es más "trampa" que otra cosa. Lo explicaré con un ejemplo a modo de problema de matemáticas para que se entienda bien:
Pepito tiene una competición de natación en la que va a nadar 100 metros espalda y 50 metros braza. La competición comienza a las 17:00 y se habilita la piscina para calentar desde las 16:00, por lo que Pepito se tira a calentar desde las 16:15 y nada aproximadamente 30 minutos realizando ejercicios de calentamiento en el agua. Se estima que la primera prueba que nadará Pepito (los 100 metros espalda), será a partir de las 17:45, ya que antes se nadan una serie de pruebas en las que él no participa (varias series de 800 libres, 400 estilos y 200 braza). La braza se nada a partir de las 18:30 aproximadamente.
Pregunta: ¿Cuánto tiempo ha transcurrido aproximadamente desde que Pepito termina su calentamiento hasta que nada su primera prueba? ¿Y hasta la segunda?
Respuestas:
a) 15 minutos, ya que la competición empieza a las 17:00 y Pepito termina de nadar a las 16:45.
b) 1 hora: de 16;45-17:45.
c) 45 min. Desde las 17:00 que comienza la competición hasta las 17:45 que comienza su prueba.
d) 1 hora y 45 minutos (de 16:00-17:45)
 (No hace falta que respondamos a la segunda cuestión, ya que sería aún más tiempo desde que terminó el calentamiento). 
Y mi pregunta es: ¿realmente sirve para algo calentar cuando después vas a estar más de 1 hora parado/a esperando a tu prueba? En muchas ocasiones veo como la gente se tira al agua para calentar aun estando fría y/o haciendo frío fuera del agua. Quizá, durante esa media horita, esperan coger sensaciones que no han tenido durante los entrenamientos de los días o semanas anteriores. Quiero entender que es más una cuestión psicológica, de preparación espiritual interior; de verse en el agua e imaginarse en la competición; o de simular unos metros a máxima intensidad; quizá dar un viraje o experimentar la salida... Ultimar cosas de última hora, valga la redundancia.  

No hay que ser muy avispado para darse cuenta de que los efectos del calentamiento, al menos a nivel físico, no duran eternamente. Lo siento... ¡Es que no duran ni media hora! Y, a nivel psicológico, pues si terminas de calentar y luego tratas de estar concentrado... Pues vale, es más difícil de determinar el tiempo; pero, lo que está claro es que si te pasas una hora charlando con unos y otros, ni preparación psicológica ni leches en vinagre.

A continuación, os doy varios consejos que espero que os ayuden de cara a vuestros calentamientos:
  1. Si el agua está muy fría... ¡No te metas! Calienta fuera del agua "en seco". A gusto.
  2. A no ser que haga mucho calor fuera, trata de estar abrigado/a con, al menos, una camiseta o sudadera y/o pantalón largo.
  3. Si hace frío fuera del agua... ¿Lo tengo que decir? (Y pensar que hay gente que se queda solo en bañador...).
  4. Si el sol está muy fuerte, no te conviene tampoco exponerte porque te deja atontado.
  5. Intenta calentar en una piscina aparte y calcular para salir del agua cuando te queden 15-20 minutos para tu prueba.
  6. En caso de no tener piscina de calentamiento diferente a la de competición, calienta en seco con ejercicios de movilidad articular, estiramientos, algo de trote suave, multisaltos...
  7. Los minutos previos a la prueba, moviliza las articulaciones y haz estiramientos cortos de los distintos grupos musculares (sobre todo de aquellos que tengan más implicación en la prueba o los que más se te suelan cargar).
  8. Intenta soltar la musculatura. Te ayudará a nivel físico y psicológico.
  9. Darte algunas bofetadas sobre los músculos hace que la zona donde te golpeas se irrigue (vaya más sangre). ¡Pero sin pasarse! Si dejas la zona colorada, esa sangre no te sirve a nivel muscular.
  10. Los masajes no sólo sirven para relajar, sino para activar. Si conoces a algún fisioterapeuta, dile que te haga un masaje de activación antes de competir. Si no, cualquier puede activarte masajeándote la espalda y brazos en plan "entrenador del boxeador animando a éste por detrás antes de la pelea".
¡Hala chicos, a calentar! (o no...).

Comentarios