2.4. Salida de espalda

La salida de espalda es la única que se hace desde el agua de forma obligatoria, según indica el reglamento. En los demás estilos sólo se permite salir desde abajo en determinadas circunstancias especiales como, por ejemplo, tener una edad avanzada (categoría máster), discapacidad (paralímpicos), etc. La salida de espalda se hace tanto en pruebas individuales (50, 100 y 200 espalda); como en las de relevos (4x50 y 4x100); donde, evidentemente, se sale en primer lugar.

El procedimiento para empezar las pruebas de espalda es común a a las salidas del resto de estilos, con un pequeño matiz que se indica a continuación (en el punto 2):
  1. Pitido largo (o 2-3 pitidos cortos seguidos de uno largo). Con este pitido, el árbitro indica al nadador/a que debe tirarse al agua. Normalmente, los nadadores/as se tiran de pie para evitar alejarse de la pared o que se caigan las gafas.
  2. Pitido corto. Es un aviso para que los nadadores se agarren a la barra metálica del poyete. En este punto, el nadador/a queda colgado/a del poyete y con los pies apoyados en la pared por el metatarso. Las rodillas quedan cercanas a la superficie del agua; dependiendo del nadador quedarán más arriba o más abajo.
  3. "¡Preparados!". Con este aviso verbal del árbitro, los nadadores/as flexionan sus brazos acercándose al poyete. Las rodillas quedan completamente fuera del agua. En este momento hay que permanecer quieto/a para evitar ser descalificado/a.
  4. Señal acústica corta (ya sea un pitido o una señal electrónica). Este aviso corto indica a los nadadores/as que pueden comenzar la prueba. En ese momento, los brazos y la cabeza se llevan con fuerza hacia atrás y el cuerpo se arquea con la intención de entrar en el agua "en agujero": el mismo sitio por donde entran los brazos y la cabeza, deben entrar los pies. Las piernas impulsan el cuerpo hacia atrás y arriba (unos 45º), para facilitar dicha entrada en el agua.
Una vez dentro del agua, la cabeza se incorpora, flexionando el cuello hacia delante, para evitar hundirse demasiado (o incluso llegar a voltear). Al mismo tiempo se empieza el batido de mariposa dorsal en Posición de Mínima Resistencia. También pueden hacerse pies de espalda, pero está comprobado que se va más rápido con los de mariposa, reservándose los de espalda para el momento previo al comienzo del nado. El reglamento únicamente permite hasta 15 metros de nado subacuático, tanto tras la salida como tras el viraje. Teniendo en cuenta que se va más rápido por debajo del agua que por encima, tiene sentido practicar bien esta manera de deslizamiento con patada dorsal subacuática; y tratar de aprovechar por debajo del agua todo lo que se pueda.


Comentarios