2.2. Brazada de espalda

Cuando observas a alguien nadando el estilo de espalda puede parecer que los brazos van girando estirados como si fueran un molino; pero la realidad es distinta. Mientras que por la superficie el brazo queda estirado, por dentro del agua se dobla buscando traccionar de la manera más efectiva posible. Con los brazos de crol ocurre algo parecido al traccionar por debajo del agua: el brazo va doblado; aunque a la hora de recobrar por fuera dicho brazo también se dobla, cosa que no ocurre con los brazos de espalda.

Podemos dividir la brazada de espalda en dos partes principales: una acuática y una aérea. Éstas, a su vez, se componen de distintas fases que pueden trabajarse de forma analítica con diferentes ejercicios de técnica. Vamos a ver estas FASES con más detalle:
  • TRACCIÓN. Desde que el brazo entra en el agua estirado por delante de la cabeza, hasta que sale por debajo de la cadera, a la altura del muslo.
    1. Agarre. El brazo baja casi completamente estirando buscando profundidad para poder "agarrar" el agua y tener donde sustentarse. La palma de la mano se dirige hacia abajo, principalmente, y empieza a orientarse hacia atrás (respecto al sentido del nado). Es la fase menos propulsiva y en la que más hundido queda el hombro del brazo que tracciona. Durante esta fase, el otro brazo está terminando la 3ª fase de empuje.
    2. Tirón. El codo se dobla y la mano (que se encuentra lateralizada hacia fuera) se orienta casi totalmente hacia atrás, en el sentido del pie; pero con un componente hacia arriba, mirando hacia la superficie. Hay que tener en cuenta que el brazo viene de muy abajo (fase de agarre) y ya hay que ir "recuperando terreno" con vistas al recobro aéreo posterior. El hombro empieza a subir gracias al movimiento de rolido, lo cual ayuda considerablemente a la propulsión.
    3. Empuje. El brazo se estira por completo gracias a la acción del tríceps braquial, de modo que la mano empuja totalmente hacia atrás (hacia el pie). Como la mano está lateralizada, también se produce un movimiento de flexión de muñeca de modo que, al final, la palma de la mano queda pegada al muslo, por debajo de la cadera. El hombro rompe la superficie, preparado para la siguiente parte de recobro. El empuje es la fase más propulsiva de la tracción. Durante esta fase, el otro brazo empieza a agarrar en la 1ª fase.
  • RECOBRO. Desde que el brazo sale del agua a la altura del muslo (por debajo de la cadera), hasta que vuelve a entrar por delante de la cabeza. El brazo permanece completamente estirado durante toda esta fase.
    • 0º-90º. El brazo sale completamente estirado del agua, con el pulgar hacia arriba de modo que la palma de la mano mira hacia dentro. El hombro empieza a salir fuera del agua, pegado a la cara. El otro brazo se encuentra todavía en fase de agarre.
    • 90º. Aproximadamente en este punto, el hombro del brazo que está recobrando queda en su parte más alta, mientras que el otro hombro (que tracciona en su fase de agarre), queda hundido en su parte más baja. Es aquí cuando el brazo empieza a hacer un movimiento de rotación interna de modo que la mano se sitúa con la palma mirando hacia fuera. El otro brazo se encuentra sustentando el cuerpo en la fase de tirón.
    • 90º-180º. El hombro empieza a descender, tras haber acariciado prácticamente la cara, de modo que el meñique es lo primero que rompe la superficie del agua. El brazo debe entrar al agua a la altura del hombro para evitar desviaciones en el nado. Además, hay que tratar de estirar el brazo todo lo que se pueda, de manera que la mano entre lo más alejada posible. El otro brazo empieza a hacer la fase de empuje; terminará de empujar cuando el otro brazo empiece a agarrar.
El rolido de hombros, al igual que ocurre en el otro estilo asimétrico de crol, se hace fundamental en espalda. Dicho rolido no sólo produce un vaivén de hombros arriba y abajo, sino también adelante y atrás; como si se reptara (en este caso, boca arriba). Si se coordinan bien las fases de tracción y recobro con una adecuada patada de espalda, aseguraremos una correcta secuencia de nado que nos permitirá nadar de forma fluida este estilo.


Comentarios